Los éxodos de refugiados: Solidaridad o responsabilidad

Éxodo de refugiadosCasi 60 millones de personas en el mundo se han visto obligadas a abandonar sus casas a causa de los conflictos armados, la violencia y la persecución. Se trata del mayor éxodo jamás registrado y sigue aumentando de manera acelerada. Las cifras las dio a conocer ACNUR (Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados) en su informe anual de Tendencias Globales 2014, Mundo en Guerra, en el que muestra un fuerte aumento en el número de personas que se han visto forzadas a huir de sus hogares. En concreto, a finales de 2014, un total de 59,5 millones de personas se han convertido en desplazadas forzosas, en comparación con 51,2 millones del año anterior y los 37,5 millones de hace una década. La mayor aceleración de la cifra de refugiados se ha producido desde 2011, cuando estalló la guerra en Siria.

Según el informe, Siria es el país que ha generado el mayor número tanto de desplazados internos, 7,6 millones, como de refugiados,  3,88 millones al final de 2014. Afganistán con 2,59 millones y Somalia con 1,1 millones  son los siguientes países que generan más refugiados.

Éxodo de refugiadosDesde que comenzará el conflicto armado en Siria, hace cuatro años, más de 4 millones de personas han tenido que huir y abandonar sus casas y todo lo que tenían para intentar buscar seguridad en otros países, como Líbano, Jordania, Irak, Turquía, y las nuevas rutas hacia Europa, a través de Hungría, Croacia, Grecia, Alemania. Turquía es el país con más refugiados superando el millón y medio, le sigue el Líbano superando el millón de desplazados concentrados en campos de refugiados, lo que supone una gran presión sobre los recursos e infraestructuras de estos países.

Igualmente 350.000 personas han cruzado el Mediterráneo desde principios de este año,  cifras que van en aumento, y miles de ellos han muerto en el intento. Las dificultades y escasez de ayuda de los países vecinos y la violencia del conflicto han obligado al fuerte incremento de desplazados sirios hacia Europa. A ello se une, el propio drama del país con más de 7 millones de desplazados internos. La emergencia de los refugiados sirios es una de las mayores crisis humanitarias de nuestro tiempo.

El mundo es de todos

Éxodo de refugiadosLa distribución de los refugiados en el mundo sigue siendo profundamente desigual, ya que los países ricos dejan la responsabilidad de acoger a estas personas a los países con menos recursos. El 86%  de desplazados forzosos se encuentran en regiones y países considerados económicamente menos desarrollados.

El informe de Tendencias Globales indica que Oriente Medio es al mismo tiempo el mayor generador y receptor mundial de desplazados forzosos de todo el mundo. La guerra siria, con 7,6 millones de desplazados internos y 3,88 millones de personas refugiadas en la región y más allá. A las alarmantes y altísimas cifras de Siria, hay que añadirles los nuevos desplazamientos de al menos 2,6 millones de personas en Irak -donde la cifra total de desplazados internos era de 3,6 millones de personas a finales de 2014, así como de 309.000 nuevos desplazados en Libia.

Asia es una de las regiones que generan más desplazados a nivel mundial. En 2014, el número de refugiados y desplazados internos creció un 31% hasta alcanzar los 9 millones de personas. Afganistán, anteriormente el principal emisor de refugiados a nivel mundial, sobrepasado actualmente por Siria. Irán y Pakistán, a pesar de su situación, siguen siendo de los principales países de acogida de refugiados a nivel mundial.

Los conflictos en África, frecuentemente ignorados, generaron en conjunto unos altísimos niveles de desplazamiento forzado en 2014. En proporción, son de magnitud ligeramente menor que en Oriente Medio. En total, el África subsahariana contaba con 3,7 millones de refugiados y 11,4 millones de desplazados internos.

En la Unión Europea, la mayor parte de las solicitudes de asilo se han presentado en Alemania y Suecia. En total, el número de personas desplazadas forzosas en Europa ascendía a 6,7 millones a finales de 2014, en comparación con los 4,4 millones de finales de 2013. Entre las personas desplazadas en Europa, la mayor parte son sirios refugiados en Turquía, así como ucranianos en la Federación Rusa.

También América sufrió un aumento en los desplazamientos forzados. Colombia continúa teniendo una de las mayores poblaciones de desplazados internos del mundo, con 6 millones de personas. El número de personas que huyen de la violencia de bandas u otras formas de persecución en Centroamérica se incrementó, y Estados Unidos recibió 36.800 solicitudes de asilo más que en 2013, lo que representa un crecimiento del 44%.

Igualmente, el informe indica que, en todas las regiones, el número de refugiados y desplazados internos está aumentando. En los últimos cinco años, han estallado o se han reactivado al menos 15 conflictos: ocho en África (Costa de Marfil, República Centroafricana, Libia, Malí, noreste de Nigeria, Sudán del Sur y, este año, Burundi); tres en Oriente Medio (Siria, Irak y Yemen); uno en Europa (Ucrania) y tres en Asia (Kirguistán, así como varias regiones de Myanmar y Pakistán). Pocas de estas crisis se han resuelto y la mayoría de ellas continúan produciendo nuevos desplazamientos. En 2014, sólo 126.800 refugiados pudieron regresar a sus países de origen, la cifra más baja registrada en los últimos 31 años.

Éxodo de refugiadosLa historia nos muestra que los éxodos forman parte de la naturaleza humana y que el conflicto es un elemento sustancial del hombre. En los últimos veinte años se han producido millones de desplazados por violencia armada en numerosas regiones del mundo, como la guerra de Yugoslavia, que se inició en 1992, ha sido el conflicto bélico más sangriento en Europa desde la II Guerra Mundial, y provocó una crisis humanitaria escalofriante,  entre 1992 y 1994, alrededor de 3,7 millones de personas tuvieron que huir o sufrieron de cerca el terror de las armas y la violencia. Otro de los conflictos armados que más éxodo de población originó fue el genocidio de Ruanda, en el que murieron casi un millón de personas. Alrededor de 2, 5 millones de ciudadanos tuvieron que huir a Tanzania, Uganda o la República Democrática del Congo.

Afganistán sufrió en los 90 una crisis humanitaria como consecuencia de la invasión soviética; a partir de entonces, cerca de 3 millones de ciudadanos huyeron a Irán o Pakistán, entre otros países. El conflicto en Oriente Próximo ha causado el éxodo de millones de palestinos y así una larga lista de países que han sufrido o están sufriendo una grave crisis humanitaria a causa de la violencia armada.

Las cifras hablan por sí solas y señalan la necesidad de una reflexión por parte de la Comunidad Internacional para abordar un problema que concierne a todos, ayudar a los desplazados forzosos es más que una cuestión de solidaridad, es la necesidad de cumplir con una responsabilidad,  exige el trabajo conjunto de los mandatarios del mundo para poner fin a las guerras y para preservar la paz.